Cuando uno se encuentra inmerso en un proyecto hay momentos en los cuales las dudas no son nada buenas, pero éstos son los menos. La mayoría de las veces se puede cuestionar absolutamente todo, y eso es justamente lo que se debe hacer, para que cuando llegue un momento de no duda se tenga la certeza de que lo que se ha hecho es lo adecuado.

Cuestiona tu proyecto

© pathdoc – Fotolia.com

¿Cuándo no debe dudar uno? Sobre todo cuando el proyecto se está presentado a otra persona, ya sea un inversionista, un cliente o incluso, un trabajador. Si dudas de tu propio proyecto entonces no hay forma en que otros confíen en él. Y ten cuidado, porque cuando uno no tiene completa confianza, lo transmite incluso inconscientemente.

Las dudas dirigidas son buenas

Dudar es una actividad que no considero ni buena ni mala, simplemente va a estar en dependencia de la situación. Es por ello que cuestionar tu proyecto es bueno, siempre y cuando las dudas que te formules estén dirigidas a mejorar. Cuestiónate, no te detengas, así estarás preparado para cuando alguien más te cuestione, que seguro sucederá.

Sé que a veces el hecho de cuestionar lo que estás haciendo se confunde como falta de confianza, pero es justo lo contrario. Una persona que tenga la seguridad de cuestionarse constantemente es alguien que seguramente confía bastante en lo que hace. El hecho de que tu mismo te preguntes implica que quieres mejorar.

Cuestionarte implica anticiparte

Muchos de los problemas con que se enfrenta cualquier proyecto se podrían anticipar, si tan solo los responsables del mismo tuvieran la inteligencia para cuestionarse. Es verdad que también hay muchas cuestiones que solo se aprenden con la marcha, pero no es lo mismo darse cuenta de un error que no se había visto, a solucionar un error que ya se conocía.

No esperes a que tus clientes te hagan llegar quejas, anticípate a ellas. Pregúntate si el servicio que das es el que te gustaría recibir, si el producto que vendes es el que te gustaría comprar, si la idea que tienes soluciona algo para ti, etc. La anticipación es una de las claves de los negocios actuales, y la tienen aquellos que no temen cuestionarse.


Olmo Axayacatl (147 Posts)

Ingeniero y horticultor de profesión. Forecaster de zarzamora. Tiene en las matemáticas, física y química sus materias favoritas. Viajar es su anhelo, escribir uno de sus pasatiempos. Gusta de aprender y enseñar. Puedes seguirlo en twitter en @olaxpiston


Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR

Aviso de cookies
Por qué es tan importante la escalabilidad en las startup

¡Únete a nuestra comunidad!

¡Gratis!

 

Por unirte a nanoproyectos recibirás nuestros contenidos para emprendedores y descuentos en nuestros servicios.

 

La subscripción a esta lista implica la aceptación de los  términos de uso.

Para completar el proceso de registro, haga clic en el vínculo del mensaje que acabamos de enviarle.

Pin It on Pinterest

Shares
Share This