Todo proyecto implica riesgos, y eso asusta a más de uno. Es normal, pues de forma general el concepto de riesgo es asociado con peligro, fracaso y otras cuestiones similares. Sin embargo, desde el punto de vista del desarrollo de proyectos, el riesgo se debe entender más bien como incertidumbre, que a su vez se define como el desconocimiento de algo. Esto debe ser así porque cuando se corren riesgos con un proyecto el resultado puede ser positivo o negativo.

Qué implican los riesgos de un proyecto

© georgejmclittle – Fotolia.com

Cuando se habla de los riesgos que presenta un proyecto, la mayoría de las personas advierten peligro y comienzan a tratar de mejorar en el ámbito de las debilidades. Esto es bastante bueno, porque el hecho de identificar un riesgo implica a su vez haber identificado una debilidad de nuestro proyecto. Lo siguiente es tratar de suprimir esa debilidad, por lo que nos encontramos ante la oportunidad de mejorar, y son justamente oportunidades el resultado de un riesgo.

Todo riesgo es una oportunidad

En el mundo del desarrollo de proyectos hay riesgos y riesgos; están aquellos que se pueden evitar mientras que otros deben tomarse sí o sí, Confrontar un riesgo dependerá de la persona responsable del proyecto, así como de los recursos que se debe invertir para mejorar. En más de una ocasión valdrá la pena tomar ciertos riesgos, en especial aquellos que traen consigo oportunidades grandiosas. Otras veces un riesgo puede resultar demasiado, y se puede llegar a perder a pesar de que la oportunidad resulte atractiva.

Considero que todo riesgo implica una oportunidad, pero también considero que no todos los riesgos deben ser aceptados. ¿Cómo saber cuales riesgos valen la pena correrse y cuales no? La verdad no existe un regla exacta para determinar cuales riesgos son aceptables. En este sentido la experiencia cuenta bastante, pero como no siempre se tiene, lo mejor que se puede hacer es aprender rápido y al menor costo posible, porque los errores iniciales suelen implicar mayores oportunidades y menores pérdidas.

Todo riesgo debe ser evaluado

Nunca hay que minimizar o maximizar los alcances de un riesgo, y siempre hay que tener analizada la situación. Es posible que el riesgo de una crisis económica nacional disminuya el entusiasmo general de los emprendedores por lanzar nuevos proyectos, pero también es posible que dicho riesgo sea convertido en una gran oportunidad por algunos, que viendo la poca competencia en esos momentos aumenten sus posibilidades de éxito. Eso si, con los riesgos de un proyecto nunca hay que suponer nada.

Creer que un riesgo es mayor o menor en magnitud a lo que realmente es constituye un grave error que puede terminar por sepultar un proyecto innovador y con futuro. Todo riesgo, sin importar sus posibles alcances, debe ser analizado a detalle, y de ser necesario hay que establecer métodos de acción en caso de que el riesgo se materialice. Determinar un método de acción para los riesgos de un proyecto no es más que responder a las preguntas: ¿qué voy a hacer si ocurre determinada situación? y ¿cómo puedo obtener beneficio de la situación generada por este riesgo?

Olmo Axayacatl (147 Posts)

Ingeniero y horticultor de profesión. Forecaster de zarzamora. Tiene en las matemáticas, física y química sus materias favoritas. Viajar es su anhelo, escribir uno de sus pasatiempos. Gusta de aprender y enseñar. Puedes seguirlo en twitter en @olaxpiston


Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR

Aviso de cookies
Por qué es tan importante la escalabilidad en las startup

¡Únete a nuestra comunidad!

¡Gratis!

 

Por unirte a nanoproyectos recibirás nuestros contenidos para emprendedores y descuentos en nuestros servicios.

 

La subscripción a esta lista implica la aceptación de los  términos de uso.

Para completar el proceso de registro, haga clic en el vínculo del mensaje que acabamos de enviarle.

Pin It on Pinterest

Shares
Share This