Si eres el dueño/la dueña de un sitio web, probablemente has tenido algunos problemas con ciertas partes de tu página web. La mayoría de los problemas que suelen surgir en un sitio están relacionados directamente con el alojamiento web, lo que es un factor fundamental en el desarrollo web.

Cuáles son los 5 problemas con alojamiento web más comunes

Alojamiento compartido (shared hosting) es la opción más rentable para los principiantes, freelancers, y pequeños negocios. Aunque ofrece varias opciones a un precio razonable, alojamiento compartido puede provocar toneladas de errores acerca de la seguridad, la velocidad, y el rendimiento total de una página web puesto que su servidor aloja más de un solo sitio.

Como se trata de un tema más o menos complejo, trataremos de explicarlo detalladamente y ofrecer soluciones que podrán ser efectivas a la hora de enfrentar las inconveniencias con tu página web. Vamos a empezar.

¿Cómo elegir un alojamiento web de alta calidad?

Para evitar la mayoría de los problemas que surgen con el hosting web, es necesario contratar una empresa confiable que ofrece las opciones de alta calidad. Si estás buscando una solución rentable y adecuada, te recomendamos Hostinger. Se trata de una de las plataformas más usadas en España cuyos servicios se pueden describir como una mezcla de velocidades rápidas, facilidad de uso, y una experiencia de soporte que has visto nunca.

Hostinger ofrece soluciones que incluyen el alojamiento compartido, alojamiento dedicado, hosting WordPress, amplia gama de la selección del dominio, y otras características a un precio genial.

Cuando tu alojamiento web proporciona la velocidad alta, el rendimiento perfecto, y la seguridad del más alto nivel, es menos probable que tu sitio web sufra los problemas comunes causados por la baja calidad de la empresa proveedora.

Vamos a ver cuáles son las inconveniencias más frecuentes que los dueños de sitios web suelen experimentar y cómo resolverlos de una manera más sencilla.

1.      Problemas con mala seguridad

Uno de los problemas más comunes con el alojamiento compartido está relacionado con la seguridad. Como estás compartiendo los recursos con otras páginas alojadas en el mismo servidor, tu sitio web puede sufrir si otros sitios vienen con ciertas vulnerabilidades o errores con el código que pueden resultar en ciberataques y robo de datos.

La solución: La seguridad forma una parte fundamental de tu sitio web, y es necesario evitar cada fracción que pueda dañar tu reputación. Una de las soluciones incluye copias de seguridad, que se deberían realizar de vez en cuando. Considera actualizar tu CMS (WordPress, Joomla, Drupal) constantemente para obtener la versión más actual. Y como tercero, haz una investigación completa sobre la seguridad de tu proveedor – lee las reseñas de otros usuarios o contacta el proveedor mismo para que te explique más sobre los servicios respecto a la seguridad.

2.      Problemas con la velocidad y carga lenta

El problema con la velocidad afecta a casi todas las partes esenciales de tu sitio web – la experiencia de usuario, SEO, y su reputación virtual. Los sitios web que cargan lentamente no suelen dar buenos resultados en Internet, y es la razón por la cual debes buscar un proveedor que ofrezca rapidez y el rendimiento impecable.

Claro, los problemas de rapidez suelen ser más comunes en los alojamientos compartidos donde se comparten recursos entre todos los sitios alojados ahí. El aumentado uso de recursos hace que se agoten los servidores, lo que resulta en la carga lenta del sitio web.

La solución: Para mejorar la velocidad de tu sitio web, deberías optimizar todo el contenido que tengas – comprime las imágenes, los archivos en CSS, y arreglar tu código HTML de una forma ordenada.

3.      Insuficientes recursos de tu alojamiento web compartido

El problema que consiste en escasez de recursos está fuera de tu control. Tu sitio web puede estar optimizado al máximo, pero llegará el momento en el que ello no podrá soportar la cantidad de visitas que reciba.

La solución: Como los recursos asignados por tu alojamiento web están limitados, lo único que puedes hacer es migrar tu sitio web a otra plataforma o alojarlo en un servidor dedicado. También debes avisar a tu proveedor sobre los problemas y pedirle que retire tu sitio web sin afectar a los otros sitios que están en el mismo servidor.

4.      Suspensión de servicio (La caída del servidor)

Aunque puede ser causada por varios factores, la caída del servidor está mayormente provocada por los problemas de la programación del alojamiento web que estás usando. Un servidor puede ser afectado por la gran cantidad del tráfico que un sitio web recibe, y este problema es más común en el alojamiento compartido, lo que suele tener los recursos limitados.

Cuando un servidor sufre las inconveniencias que lo detienen, el usuario no puede acceder a ello. Si algo así ocurre muy frecuentemente, las prácticas SEO de tu página web podrán sufrir una crisis muy seria.

La solución: En algunos casos, la razón por la suspensión de servicios es la falta de pago. Por lo tanto, no debes olvidar de realizar los pagos a tiempo y evitar la interrupción innecesaria. Si no tienes ninguna deuda y tu sitio web sigue sin funcionar, debes contactar con el soporte técnico y pedir ayuda.

5.      Problemas con los códigos HTTP

Los códigos HTTP son números de tres dígitos que sirven para proporcionar a los navegadores la información sobre el estado de la página web. Muy a menudo vemos estos errores mientras navegamos por Internet, pero el dueño de un sitio web suele recibirlos en su propia cuenta de hosting.

Los errores más comunes son las siguientes:

  • 400 (solicitud incorrecta): Este malfuncionamiento es mayormente causado por los problemas de programación y se manifiesta como el fallo del servidor que no puede analizar un script con formato erróneo.
  • 401 (autenticación requerida): Para acceder a una página, es necesario introducir el nombre de usuario y la contraseña. Si intentas acceder sin éstos, verás el error 401.
  • 403 (prohibido): Estos errores se muestran cuando alguien intenta acceder a los directorios que requieren un permiso especial.
  • 404 (no se encontró): Si un visitante trata de abrir una URL que ya no existe, verá el error 404.
  • 500 (error interno del servidor): Este error indica que se trata de un problema con la visualización del sitio web. No obstante, los detalles no están disponibles.

La solución: Cada uno de los errores mencionados requiere un enfoque individual para solucionarse. Si no puedes encontrar la solución adecuada, habla con el proveedor y pide ayuda adicional.

Resumen

Un alojamiento web compartido es una solución estupenda para los novatos y los que no estén dispuestos a gastar mucho dinero en un hosting virtual o dedicado. No obstante, tienes que saber que un hosting compartido no será la opción perfecta para siempre, especialmente si quieres desarrollar tu negocio online y recibir más visitas en tu sitio web.

Es necesario escoger un proveedor confiable y seguro para proporcionar una experiencia perfecta a tus visitantes y evitar los problemas más comunes que suelen ocurrir en alojamientos web de calidad baja.

¿Te ha gustado el artículo? Compártelo con tus amigos.

¿Has tenido un problema similar con el alojamiento web? ¿Cómo lo has solucionado? Envíanos tu experiencia en comentarios.

Edmundo Pérez Garza (3 Posts)

Edmundo Pérez es licenciado en Administración, mexicano y radicado en Cáceres, instructor de diseño web en Flash cuando todos lo usaban, fascinado por la difusión de la ciencia y la cultura y aprendiz de Inbound Marketing, comparte lo que ha aprendido de ello en edmundo.blog.


Por qué es tan importante la escalabilidad en las startup

¡Únete a nuestra comunidad!

¡Gratis!

 

Por unirte a nanoproyectos recibirás nuestros contenidos para emprendedores y descuentos en nuestros servicios.

 

La subscripción a esta lista implica la aceptación de los  términos de uso.

Para completar el proceso de registro, haga clic en el vínculo del mensaje que acabamos de enviarle.

Pin It on Pinterest

Shares
Share This